Hoy, el mundo sufre por no tener más personas con chispa y pasión.

Hace un par de días, tuve la oportunidad de leer el "Deloitte Shift Index 'Job Satisfaction' 2015".

Es un compilado de estadísticas que muestra cómo se ha desenvuelto el mercado laboral en diferentes sectores y su vinculación con la innovación acelerada.

El reporte es global e increíble. Te lo recomiendo.

En una sección, se habla que, cerca del 80% de las personas "odian" su trabajo, pero, se sienten cómodos con él.

Curiosamente, lo engloban bajo un concepto llamado "Waiting Economy".

Y la definición es muy simple.

Es un chip mental que involucra "esperar".

Aguantar.

Ser paciente por más que no te guste.

Recibir un mérito de valor dentro de una empresa por el tiempo que llevas que por tu calidad como profesional.

Esto, inconscientemente, te obliga evitar riesgos.

Tomarlos implica que puedas perder tu trabajo, y nuestro miedo irracional, nos indica que es peor que morir.

Las empresas grandes sufren mucho de este mal y se vuelven pesadas con sus equipos.

La agilidad desaparece por el sinnúmero de procesos que aparecen para mantenerse en el camino seguro.

Y para la industria es un freno a la innovación, costando millones de dólares.

  • ¿Por qué hay tanta gente insatisfecha con su trabajo?
  • ¿Cuál es el verdadero problema?
  • ¿El mercado nos obligó a ser así?

He tenido la oportunidad de:

  • Conocer programadores brillantes.
  • Diseñadores con un talento impecable.
  • Mercadólogos con una comprensión brutal de la tendencia humana.
  • Gente de negocios con una capacidad altísima de vender con elegancia y maestría.

TODOS lo disfrutan impecablemente.

Pero, tienen algo más en común.

Se sienten plenos porque saben que con lo que dominan AYUDA a miles de personas.

Se entregan para crear, hacer feliz a todo su sector.

Y, por ahí va este concepto de PASIÓN.

Entrepreneur El propósito no está en triunfar por mi cuenta.

En el momento que tú ves a tu profesión sin propósito, que influya hacia el exterior, te desmotivas.

Así como no puedes jugar en el Barcelona si cada vez que ves un balón te da flojera entrenar, no puedes cambiar el mundo si todos los días llegas triste ó de malas a trabajar.

Realiza cada aspecto laboral enfocado en cuántas personas vas a influir positivamente.

La estadística no debe darnos miedo.

Veámoslo como una oportunidad enorme para explotar todo nuestro potencial.

Es la única forma de realmente cambiar ese número.

El Bloomberg Business lo determina como:

"Without passion, people will be choosing between the lesser of two stresses: stress from being unemployed versus the stress of being in a dead-end job."

Toma control de tu educación, enfoca tu profesión hacia los demás y toma muchos riesgos. Por favor.

Sé tu mejor versión. Ya.

El mundo te necesita. No odies tu trabajo.