Vivimos en una época con enorme flujo de información.

La tecnología nos permitió conectarnos a un nivel extraordinario, pero también nos desarrolló un sentido de urgencia exagerado.

Esto culminó en tener por delante la notificación, el mail, el mensaje de Whatsapp, el inbox de facebook, sobre lo que verdaderamente nos hace crecer.

Nuestro nivel de concentración va a la baja realmente.

Es por eso que, en esta entrega, reflexionamos sobre este tópico y su importancia.

"Es para ayer"

En ámbitos profesionales, cargamos el lema de "trabajar" 24/7. Lo relacionamos a un reconocimiento de superación personal y positivamente aceptable.

La realidad es que, no. No nos vemos así.

Al contrario, parecemos personas desorganizadas y sin control de nuestra vida.

En las empresas, siempre habrá tareas que hacer, siempre.

Por más que intentes acabarlas, saldrán más. Es la naturaleza empresarial.

Entonces, filtremos.

Visualicemos lo importante y trabajemos una estrategia.

Veamos cuáles son los objetivos que generan crecimiento, innovación, flujo y fidelización. Todo lo demás, déjalo ir.

Si, pon unas 2 horas al final de tu jornada y realiza las "talachas". Únicamente 2.

Con todo el tiempo mayoritario restante, enfoca todas tus energías y atenciones en esas actividades que generan más resultados.

"Pero Mike, es importante enviar los mails antes de las 10 al proveedor..."

Si claro. No digo eliminarlos.

Establece un plazo, envíalos durante ese periodo y trabaja los objetivos que contienen las tareas que necesita realmente tu empresa.

¿Cuáles son? Platica con tus jefes.

¿Qué falta? ¿Qué nos está impidiendo mejorar?

Te lo agradecerán. Confía en mi.

Recuerda anotarlo en grande.

"El activo más importante de una persona es su tiempo, no su dinero"

pizarron-activo-tiempo

Protip. Si esa actividad no requiere contacto humano, busca automatizarlo.

Muchas de las tareas monótonas las he convertido en máquinas para que me liberen horas y me enfoque en donde realmente se me necesita.

Deslinda actividades que te quitan tiempo automatizando y delegando.

La urgencia es subjetiva. Haz respetar tu tiempo y tus plazos.

Con esto, se habla bien de ti y los demás lo tomarán en cuenta.

El tiempo me viene y va

Los mejores empresarios cuentan con agendas detalladas y bien cuidadas porque enfocarse en utilizar ágilmente el tiempo permite generar ideas, tácticas, conexiones, alianzas, etc.

Trabajan lo estratégico y delegan lo operativo.

En nuestra sociedad, ocurre que el tiempo no se valora.

Es un bien intangible que muchas personas intercambian por poco dinero ó en el peor de los casos, se malgasta exageradamente, sin generarles conflicto.

Busquemos formas de trabajarlo.

Desarrollemos activos con nuestro tiempo que nos permitan obtener diferentes retornos de inversión.

  • Un negocio que me permita pulirme como emprendedor y líder.
  • Un blog donde acerco gente que tiene afinidades a mi.
  • Una propuesta para mi empresa que le permita incrementar ventas.
  • Un curso ó tutorial que mejore mis habilidades.
  • Invitar y planear una salida con la persona que tanto me gusta ó con tus amigos visitando algún lugar nuevo.

Ahí va el tiempo. Se le invierte a la gente, a tus pasiones, a tus habilidades. Generas confianza y por consecuencia, experiencia.

Utilizarlo para crear y no para cubrir.

Capturar datos hacia un programa por 8 horas diariamente es monótono, se puede automatizar y para una empresa, puede ser reemplazado fácilmente. Haz la comparación. Te lo dice una persona que programa.

Mi última observación. Si te enfocas en tu tiempo y mentalidad, en un plazo, notarás cambios positivos en tus flujos económicos. Porque el patrimonio es consecuencia, no viceversa.

Propuestas

He invertido tiempo en investigar aplicaciones que me permitan mejorar mis tiempos y objetivos.

Después de prueba y error, estas son mis 3 recomendaciones.

1. Todoist

La que mejor me funciona. Una aplicación que se incorporó maravillosamente en los principales puntos de gestión de tareas.

Puedes usarlo donde quieras, incluso lo puedes vincular nativamente a Gmail.

Lleva mi agenda con horarios, objetivos y tareas del día.

Adquirí la versión premium porque realmente vale la pena.

2. Wunderlist

Otra app maravillosa. Al mismo nivel que Todoist.

La diferencia está en que no se encuentra en tantos dispositivos y servicios como el anterior, pero aún así, es de los mejores que hay en el mercado.

3. Google Calendar + Google Keep

Antes de Todoist, incorporé toda mi vida a la aplicación de Google. Me sirvió bastante y me permitía sincronizar calendarios con mis colegas y socios.

Se puede vincular con Google Drive, eventos de G+ y con Keep, puedes crear to-do's de forma organizada.

Muchos amigos míos usan este dúo dinámico. Y les ha funcionado muy bien.

Libros Recomendados

En él se desglosa en detalle la "Ley de Pareto" y cómo se implementa en nuestra productividad personal. Excelente recurso.

4 hour week / Tim Ferriss

El valor del tiempo y considerarlo como un activo lo leí primero en este libro. De mis favoritos.

The Linchpin / Seth Godin

Finalmente...

Nuestro tiempo es limitado.

Invirtamos en dominar nuestra organización personal y profesional.

Nuestra futura persona nos lo agradecerá infinitamente.

Te mando un gran abrazo y que tengas excelente día.