Así fue como me subí al autobús. Con miedo, aturdido, inseguro.

Pero no importa, dejé todo atrás. Familia, amigos, gente querida.

Mientras tomaba mi rumbo hacia un lugar nuevo me preguntaba constantemente si estaba haciendo lo correcto.

Ese miedo de alejarnos y enfrentarnos a un ambiente hostil es una gran alarma a nuestra salud mental.

Pero, te lo aseguro sin remordimiento. Lo vale.

Han pasado años desde que tomé esa decisión y puedo decirte que fue el primer gran paso a llevar mi vida a otro nivel.

Después del primer viaje, realizar más y con mayor reto dependía de mi habilidad que de mi economía.

Siempre viví engañado de que era muy complicado y caro.

Definitivamente, es una cuestión de actitud y posición mental.

Hoy vengo a hablarte de viajes. Quiero que viajes más. Crecerás un montón. Confía en mi.

Es el hack profesional que muy pocos comparten.

Dominar y arriesgar

Te daré uno de los mejores consejos que te ayudará a tener calibre profesional efectiva.

Tanto amigos como emprendedores coincidimos siempre con este concepto:

Nuestro arraigo a explorar es tan fuerte que solemos poner excusas baratas para salir al mundo y conocerlo.

Probablemente puedan existir muchos factores que te dificulten hacerlo por largos periodos, pero eso no significa que no lo hagas al menos un par de veces cada 3 meses.

Que sólo suceda cuando hay vacaciones es un error.

Viajar es la única forma de llegar a tu máximo potencial.

No es chiste.

En el momento que visitas un lugar nuevo comienzas desde cero en todos los sentidos.

Nadie te conoce, nadie sabe de ti y aunque hayas leído mil artículos sobre el lugar, sabes muy bien que no eso da certeza.

Y ahí está el hack.

El ser humano al ponerse en una situación totalmente ajena a su comodidad, toma 2 caminos:

a) Se retrae y esconde ó,
b) Se domina y arriesga.

Para dominarte, requieres disciplina y confianza al máximo. Convencerte de que puedes hacerlo.

Esto es porque al estar constantemente arriesgando te colocas en un estado mental severo de proactividad.

Si 2 días no tienes dinero para comer, dudo mucho que te pongas a llorar en la calle. Vas a buscar solucionarlo.

Si perdiste el avión, te moverás con energía inexplicable para encontrar otro vuelo.

Si te perdiste, te tragas el orgullo y preguntarás dónde estás.

Estas actitudes las descubrí viajando. Y cuando las dominé, las empecé a utilizar naturalmente. Tanto que se volvieron habilidades.

Y eso, es lo que hace que un profesional destaque de muchas formas.

Viajar saca lo mejor de ti.

¿Cuestión de dinero?

Uno podrá pensar que el dinero es un impedimento. Pero también en general nuestras finanzas personales son un desorden.

Queremos viajar con todas las comodidades del mundo.

Hotel, sillón, cama, 5 alimentos.

La verdad es que, ¿por qué? No te vas a morir. Un poco de incomodidad no te hará daño.

No te estoy diciendo que agarres el primer avión a China pero si hay muchos lugares en tu país que pueden ayudarte a practicar.

Aprende a viajar ligero y en lo general, aprovecha muchísimo las diferentes herramientas tecnológicas.